Contaminación AUDITIVA

PÁGINA SIGUIENTE
Contaminación AUDITIVA
5 (100%) 1 voto

La contaminación acústica es producida por los ruidos excesivamente fuertes o más suaves pero soportados por largo tiempo. Se define ruido como “sonido no deseado”, se percibe como un estresante y una molestia ambiental. Los efectos no auditivos del ruido se pueden definir como “todos aquellos efectos sobre la salud y el bienestar causados ​​por la exposición al ruido, con exclusión de los efectos sobre el órgano auditivo y los efectos que son debido al enmascaramiento de la información auditiva (es decir, problemas de comunicación). Este exceso de ruido se conoce como contaminación auditiva.

La exposición al ruido continuo de 85-90 dBA, especialmente durante toda la vida en entornos industriales, puede provocar una pérdida auditiva progresiva, con un aumento en el umbral de la sensibilidad auditiva. Las alteraciones auditivas debidas al ruido son una consecuencia directa de los efectos de la energía del sonido en el oído interno. Sin embargo, los niveles de ruido ambiental, a diferencia del ruido industrial, son mucho más bajos y los efectos sobre la salud no auditiva no pueden explicarse como una consecuencia de la energía sonora.




El ruido altera las actividades y la comunicación, causando molestia. En algunos casos, la molestia puede llevar a respuestas de estrés, luego a síntomas y posiblemente a enfermedades. Alternativamente, el ruido puede influir en la salud directamente y no a través de la molestia. La respuesta al ruido puede depender de las características del sonido, incluida la intensidad, la frecuencia, la complejidad del sonido, la duración y el significado del ruido.

Contaminación auditiva

Efectos de la contaminación acústica en las personas

Ruido y trastornos del sueño

Hay evidencia objetiva y subjetiva para la alteración del sueño por la contaminación acústica, también conocida como contaminación auditva o sonora. La exposición al ruido perturba el sueño proporcional a la cantidad de ruido experimentado en términos de una mayor tasa de cambios en las etapas del sueño y en el número de despertares. La habituación ocurre con un mayor número de exposiciones al sonido por la noche y durante las noches. Sin embargo, un estudio de laboratorio no encontró habituación durante 14 noches de exposición al ruido a la máxima exposición al nivel de ruido. Es probable que se produzca una alteración del sueño objetiva si hay más de 50 eventos de ruido por noche con un nivel máximo de 50 dBA en interiores o más. De hecho, existe una baja asociación entre los niveles de ruido en el exterior y las alteraciones del sueño.






Exposición al ruido y disminución del rendimiento

Existe buena evidencia, en gran medida de estudios de laboratorio, de que la exposición al ruido afecta el rendimiento. El rendimiento puede verse afectado si se reproduce el habla mientras un sujeto lee y recuerda el material verbal, aunque este efecto no se encuentra con el ruido sin habla. Los efectos del “habla irrelevante” son independientes de la intensidad y el significado del discurso. La susceptibilidad de las tareas mentales complejas a la interrupción por el “habla irrelevante” sugiere que la lectura, con su dependencia de la memoria, también puede verse afectada.

Respuestas fisiológicas a la exposición al ruido

La exposición al ruido provoca una serie de respuestas fisiológicas predecibles a corto plazo mediadas por el sistema nervioso autónomo. La exposición al ruido provoca una activación fisiológica que incluye aumento de la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea, vasoconstricción periférica y, por lo tanto, aumento de la resistencia vascular periférica. Hay una habituación rápida a la exposición breve al ruido, pero la habituación al ruido prolongado es menos segura.

Ruido y alta presión sanguínea

La evidencia más fuerte del efecto del ruido en el sistema cardiovascular proviene de los estudios de presión arterial en entornos ocupacionales. Muchos estudios ocupacionales han sugerido que las personas expuestas crónicamente a ruido continuo a niveles de al menos 85 dB tienen una presión sanguínea más alta que aquellas que no están expuestas al ruido. En muchos de estos estudios, la exposición al ruido también ha sido un indicador de la exposición a otros factores, tanto físicos como psicosociales, que también están asociados con la presión arterial alta. A menos que se controlen estos otros factores de riesgo, pueden surgir asociaciones falsas entre el ruido y la presión arterial. Un reciente estudio pionero de ruido industrial ha mostrado que los niveles de ruido predijeron la presión sistólica y diastólica en aquellos que realizan trabajos complejos pero no simples, y predice un mayor riesgo de mortalidad. La exposición profesional al ruido también se ha relacionado recientemente con un mayor riesgo de muerte por lesiones en vehículos de motor.

Ruido y enfermedades cardiovasculares

En un estudio realizado, la exposición al ruido de las aeronaves en el aeropuerto de Schiphol, en Ámsterdam, se relacionó con más tratamientos médicos para problemas cardíacos e hipertensión, más uso de drogas cardiovasculares y presión arterial alta, incluso en distintas edades, sexo, tabaquismo, altura / peso y diferencias socioeconómicas. La evidencia de los efectos del ruido en los factores de riesgo coronarios no ha sido especialmente consistente: los efectos del ruido se han demostrado en la presión arterial sistólica (pero no en la presión diastólica), colesterol total, triglicéridos totales20, viscosidad sanguínea, recuento de plaquetas y nivel de glucosa. Sin embargo, un estudio sueco reciente encontró que la prevalencia de hipertensión era más alta entre las personas expuestas a niveles de ruido promedios de energía de aviones de por lo menos 55 dBA o niveles máximos superiores a 72 dBA alrededor del aeropuerto de Arlanda, Stockholm. En resumen, existe evidencia de estudios comunitarios de que el ruido ambiental está relacionado con la hipertensión y también hay evidencia de que el ruido ambiental puede ser un factor de riesgo menor para la enfermedad coronaria.

Ruido y trastorno psiquiátrico



Se ha postulado que la exposición al ruido crea molestia que luego conduce a efectos psicológicos más serios. Esta vía permanece sin confirmar; más bien parece que el ruido causa molestia e, independientemente, la mala salud mental también aumenta la molestia. Un modelo más complejo incorpora la interacción entre la persona y su entorno. En este modelo, la persona reajusta su comportamiento en condiciones ruidosas para reducir la exposición. Una adición importante es la inclusión de la evaluación del ruido (en términos de peligro, pérdida de calidad ambiental, significado del ruido, desafíos para el control ambiental, etc.) y afrontamiento (la capacidad de alterar el comportamiento para enfrentar el factor estresante). Este modelo enfatiza que lidiar con el ruido no es un proceso pasivo

Ruido y efectos no auditivos en la salud de los niños

Es probable que los niños representen un grupo que es particularmente vulnerable a los efectos no auditivos del ruido en la salud. Tienen menos capacidad cognitiva para comprender y anticipar los factores estresantes y carecen de estrategias de afrontamiento bien desarrolladas. Además, en vista del hecho de que los niños aún se están desarrollando física y cognitivamente, existe un posible riesgo de que la exposición a un factor estresante ambiental como el ruido pueda tener consecuencias negativas irreversibles para este grupo.

Disminución de la Motivación

Varios estudios han identificado una asociación entre la exposición crónica al ruido de los aviones y la disminución de la motivación. Los resultados, sin embargo, no son consistentes. En el estudio del aeropuerto de Los Ángeles, los niños expuestos al ruido crónico de los aviones tenían menos probabilidades de resolver un rompecabezas difícil que implicaba una experiencia de éxito o fracaso y tenían más probabilidades de darse por vencidos. En un seguimiento 1 año después, se repitió el hallazgo de que los niños expuestos al ruido tenían menos probabilidades de resolver un rompecabezas difícil, pero el hallazgo de que los mismos niños tienen más probabilidades de abandonar un rompecabezas difícil no lo fue. En el estudio de Munich, los niños expuestos al ruido renunciaron a un rompecabezas insoluble más rápidamente que sus contrapartes no expuestas al ruido

Alteración endocrina

El Estudio del Aeropuerto de Munich examinó los niveles de catecolaminas urinarias durante la noche, en reposo (adrenalina y noradrenalina). En el estudio transversal en el antiguo aeropuerto, los niveles endocrinos fueron significativamente más altos en los niños expuestos al ruido, lo que indica niveles elevados de estrés. Los datos revelan un fuerte aumento en los niveles de catecolaminas en los niños expuestos al ruido después de la apertura del nuevo aeropuerto. Los niveles de cortisol también se examinaron, pero no se observaron diferencias significativas en los datos.

Resumen del artículo
Contaminación AUDITIVA: ¿Qué es? Sus causas y  efectos sobre las personas
Título
Contaminación AUDITIVA: ¿Qué es? Sus causas y efectos sobre las personas
Descripción
Descubre la definición de contaminación auditiva, sonora o acústica. Conoce cuales son sus causas y los efectos que provoca sobre las personas. El efecto más impactante sobre las personas es el que provoca...
Autor
Organización
ContaminacionAmbiental.net
Logo
PÁGINA SIGUIENTE
Updated: 19/06/2018 —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2018 | Contaminación Ambiental © 2018 | Políticas de privacidad y cookies