Contaminación HOSPITALARIA

Seguro que habremos oído hablar alguna vez de la contaminación hospitalaria. Los hospitales son lugares destinados a brindarnos asistencia medico-clinica desarrollando funciones preventivas, rehabilitadoras, formativas y también de investigación.


Pero a pesar de todo ello, pese a todas estas funciones beneficiosas, puede producir efectos que no desearíamos bajo ningún concepto, efectos indeseables, que es lo que en términos generales llamamos contaminación hospitalaria.

Este tipo de contaminación hospitalaria puede ser tanto la producida a nivel interno, sobre los trabajadores o pacientes, aunque también la podemos encontrar a nivel externo, sobre el medio ambiente en general. Cada paciente hospitalizado genera unos 7 Kgs diarios de residuos sólidos en promedio.

Lo ideal es que cada hospital disponga de un comité de protección ambiental. Entre sus objetivos no debería centrarse en los costos, sino más bien en el impacto ambiental que genera el hospital, la reducción del consumo de agua y energía, un mejor reciclamiento de los residuos producidos por el hospital. Evitando así otras contaminaciones derivadas de esta como la del suelo, del agua o la odorífica.

Riesgos de la contaminación Hospitalaria

El hospital, lugar nocivo para nuestra salud

En lo contrario de lo que todos creemos, el hospital es un ambiente de riesgo para nuestra salud. Se pueden clasificar estos riesgos en biologicos, fisicos, quimicos, sociales y organizativos.

Como riesgos biológicos tenemos todas las infecciones que podemos coger dentro de él, como pueden ser infecciones nosocomiales, hepatitis B, tuberculosis, brucelosis…

Como riesgos físicos tenemos los derivados de radiaciones ionizantes, descargas eléctricas, cortes, caídas…

Como riesgos químicos tenemos los derivados por el formol, oxido de etileno, gases anestésicos, y muchos productos mas que pueden producirse riesgos para nuestra salud.

contaminacion hospitalaria



El personal sanitario es consciente de que el hospital conlleva riesgos para nuestra salud, sobretodo en radiaciones ionizantes, pero aun no es consciente de lo que muchos productos químicos pueden hacernos en nuestro organismo, siendo totalmente nocivos para el ser humano.

Pero he de decir que cada vez el personal sanitario es más consciente de todo ello, y ahora ya podemos clasificar la peligrosidad de los componentes en varios tipos, estos son los siguientes:

  • Explosivos: son las sustancias o preparados que pueden explotar mediante una  llama o que son más sensibles a los choques o a la fricción que el
  • Comburentes: sustancias sin preparados que en contacto con otros inflamables pueden producir una reacción fuertemente exotérmica.
  • Extremadamente inflamables: sustancias y preparados líquidos cuyo punto de destello sea de 0º y su punto de ebullición sea igual o inferior a 35ºC
  • Fácilmente inflamable
  • Tóxico o muy tóxicos: Son aquellas que por inhalacion, ingestion o penetración cutánea puede entrañar riesgos de gravedad para nuestra salud.
  • Nocivos: sustancias y preparados que por inhalación, penetración cutánea o ingestión, que pueden provocar riesgos limitados.
  • Corrosivos: son esas sustancias que con el contacto de tejidos vivos pueden provocar su destrucción.
  • Irritantes: Son aquellas sustancias que por el contacto con la piel o mucosas prolongado, repetido o inmediato puede provocar su irritación.
  • Sustancias peligrosas para el medio ambiente.
  • Carcinogénicos.
  • Teratogénicos: son las sustancias que pueden producir modificaciones negativas en el feto, a través de la inhalación, penetración cutánea o ingestión.
  • Mutagénicos: Estas sustancias pueden provocar alteraciones en el material genético de las células, a través de la inhalación, ingestión o penetración cutánea.

 

Soluciones a la contaminción hospitalaria

Las posibles soluciones que se pueden tomar para solucionar esta contaminación son:

  • controlar el funcionamiento del agua potable (ver contaminación del agua) y los sistemas de evacuación de residuos.
  • Regular unas normas para la limpieza del hospital, ya que aunque últimamente se limpie, solo se eliminan una parte muy pequeña de los organismos patógenos.
  • Hacer programas de desinfeccion, desratizacion y desinsectacion.
  • Controlar el ruido, la humedad de la salas, la temperatura…
  • Control de los microbiológicos, de los antisépticos y los desinfectantes.
  • Hacer las pruebas necesarias de salud en el personal de limpieza del hospital.
¿Te ha gustado el artículo?
Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone
One Comment

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *